Real-PCR peste porcina africana (PPA)

  • Identificación del ADN de VPPA.
  • Resultados en aproximadamente 70 minutos.

Aplicaciones de la prueba

  • Confirmación de casos clínicos.
  • Vigilancia epidemiológica epidemiológica.

Descripción

peste porcina Africana

La peste porcina africana (PPA) ha sido nombrada por la Organización Mundial de la Salud Animal (OIE) como una enfermedad de notificación obligatoria.

Está causada por un virus de ADN bicatenario que pertenece a la familia Asfarvidiridae. El virus de la peste porcina africana (VPPA) puede propagarse muy rápidamente en poblaciones porcinas por contacto directo o indirecto. Puede persistir durante largos periodos en productos cárnicos crudos de origen porcino, lo que aumenta su riesgo de introducción en nuevas áreas.

Este virus también puede volverse endémico en cerdos salvajes. La presencia y ciclo de vida de ciertos parásitos externos complica el control de la enfermedad, y podría incluso interferir con un programa de erradicación.

La virulencia de las cepas aisladas de VPPA varía de cepas altamente patógenas que causan casi un 100 % de mortalidad a cepas aisladas de baja virulencia que pueden ser difíciles de diagnosticar. No existe vacuna o tratamiento.

La infección por VPPA puede producir una serie de signos clínicos, seguidos en algunos casos de muerte súbita. La presentación clínica dependerá de la virulencia del virus, condición del hospedador afectado, dosis y ruta de infección.

La PPA es una de las enfermedades que afectan a la industria porcina a nivel mundial más importantes desde el punto de vista económico. El virus de la PPA (VPPA) se ha propagado continuamente a nuevos territorios. Se debe respaldar la prevención de la PPA mediante una mejor bioseguridad en controles fronterizos, evitando importaciones de países infectados.

La vigilancia basada en antígenos y anticuerpos es útil en áreas endémicas; los grupos de salud animal DE dichas áreas recomiendan actividades continuas de supervisión, además de identificar y registrar todas las muestras o animales con resultados positivos, un control restrictivo de movimientos de animales, una limpieza exhaustiva y desinfección.

Se puede suponer la presencia de VPPA en función de signos clínicos, y debe confirmarse mediante análisis de laboratorio, en concreto, para diferenciarla de la peste porcina clásica (PPC).

La peste porcina africana afecta a los miembros de la familia porcina (Suidae), incluidos el cerdo doméstico, jabalí euroasiático (Sus scrofa scrofa), facóquero (Phacochoerus spp.), potamóqueros (Potamochoerus larvatus y Potamochoerus porcus) e hilóquero gigante (Hylochoerus spp.). Se cree que los facóqueros y los potamóqueros, que generalmente no presentan síntomas, son los reservorios de fauna salvaje del virus en África.